Documento Comentario

Historia de Navidad
Dic 2006
Sector Cáritas.
«Ninguna persona se quede sin futuro.»

El dia de Navidad, Cáritas nos invita a re-orientar nuestro actuar y trabajar desde la integración, para que ninguna persona se quede sin futuro.

Se habla mucho del problema que está causando en los paises desarollados la llegada contínua de inmigrantes. Pero se habla poco de los problemas que obligan a los inmigrantes a salir de su pais. Se habla mucho de la respuesta de los gobiernos a este fenómeno: cierre de fronteras, leyes de extranjeria, control policial, etc. Pero se habla poco, o nada, de soluciones que ayuden a los paises pobres a salir del subdesarrollo que obliga a sus habitantes a emigrar.

Se tiende a considerar al inmigrante como una amenaza o un peligro para nuestro bienestar, o como simple mano de obra barata y sumisa. Pero pocas veces se le mira como un ser humano que se ha visto obligado por la necesidad a dejar su hogar.

Hoy somos testigos del peregrinar de cientos de personas que salen de su tierra para buscar una oportunidad para sobrevivir, para mejorar, para emprender un proyecto, para tener un futuro para sí y su familia. Como cristianos estamos llamados a escuchar cómo Dios nos llama a cada uno a descubrirle encarnado en nuestro entorno, en los acontecimientos que estamos viviendo, en las personas que nos rodean.

La Navidad es un tiempo privilegiado para descubrir ese rostro de Jesús en los demás, nuestros hermanos, y celebrar el amor, la acogida, la hospitalidad. Celebrar, en definitiva, la Buena Nueva, un nuevo tiempo para la Humanidad.

De madrugada, una de tantas pateras fué interceptada por la Guardia Civil en la costa de Tarifa. En ella viajaba un grupo de nigerianos .

Una vez detenidos, fueron trasladados en furgoneta a las dependencias policiales. Durante el trayecto, uno de ellos se aferraba con fuerza a un pequeño balón que llevaba.

Uno de los guardias, queriendo suavizar aquella tensa situación, le dijo bromeando:
- ¡Qué. . ., has venido a jugar al fútbol a España!- y el nigeriano respondió con palabras entrecortadas:
- No, este balón me lo ha dado mi hijo. Me ha dicho: "Toma papá, para que no me olvides".

Un nudo en la garganta le impidió seguir hablando.

©2005 sanandresapostol.com        Parroquia de San Andrés Apóstol de Zaragoza       Comunidad de Comunidades