Indice
INICIOS

reportaje

Inicios de nuestra Comunidad
25 marzo 2011
Equipo Pastoral
«NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA ya es una realidad»
El templo de Nuestra Señora de la Esperanza, se proyecta como una necesidad urgente, reiteradamente apuntada por el grupo de sacerdotes que trabajaban en la M.I.D.E. y que sea el Templo principal del barrio, para resolver con otros Templos menores la asistencia religiosa.

Inicios.

Por sugerencia del A.P.A. del Sagrado Corazón y, dado que ya se prestaba el Colegio para celebrar bautizos de la población (feligresía) de la zona centro del ACTUR , que carecía de templo alguno; se pensó en celebrar la Misa Dominical en un salón del Centro, para dar un servicio añadido a la misa de once de la mañana de San Andrés, la de una de Maristas y de refuerzo de las tres que se celebraban en San Jorge ( una de víspera y la segunda en la mañana del domingo).
Un grupo de madres de alumnos/as, reunidas por iniciativa de la religiosa Carmen García Belenguer y del sacerdote Segundo Alegre, incorporado a la zona junto con otros tres más y que atendían a las Comunidades de San Jorge y San Andrés, nos dispusimos a preparar las celebraciones dominicales y festivas.
Nos reuníamos semanalmente para repartirnos el trabajo. Se preparaban unas hojas con la monición de entrada, las lecturas correspondientes, Plegaria Eucarística, peticiones y cantos elegidos por un grupo de alumnas, que los animaban con sus guitarras.
De las hojas de Dabar se sacaban algunas peticiones y otras se inventaban. Las hojas, ya preparadas y adornadas incluso con algún dibujo, y las frases alusivas al Evangelio, se llevaban al colegio para fotocopiarlas y el domingo alumnas o niños asistentes voluntarios, se peleaban por ir repartiéndolas en la puerta de entrada a todas las personas que acudían, que eran bastantes, por ser un servicio abierto al barrio.
Otras voluntarias se encargaban de poner las sillas en semicírculo, alrededor del altar portátil que preparaban las religiosas con todo primor, incluido el detalle de las flores, de las que se encargaba Madre Campos.

La gente acudía con gran ilusión y espíritu de participación, la afluencia era grande. Y, al final de la ceremonia, mientras hablábamos unas con otras, casi todos se prestaban para recoger las sillas y dejar el salón libre para convertirse de nuevo, durante los días lectivos, en el gimnasio del Centro, o recreo para los peques en los días de lluvia.
Una religiosa preparaba posters alusivos a la Celebración, junto con alguna frase u oración. Entre ellos recordamos uno muy grande que ocupaba toda la pared, detrás del altar, con el nuevo texto del Padre Nuestro, para que todos pudiésemos leerlo y aprenderlo.
Como ya estaba el proyecto de Nuestra Señora de la Esperanza en marcha, las colectas que se recogían, que eran bastante generosas, se guarda­ban para ayudar a la financiación del nuevo templo.
También se celebraban Primeras Comuniones de las niñas/os del barrio, que no eran alumnos/as del colegio y la gente salió encantada, porque, aparte de los familiares e invitados, los feligreses de cada domingo participaban en las celebraciones, que fueron muy emotivas.
Para nosotras fue una experiencia inolvidable aquella etapa porque nos ayudó a integrarnos en la Comunidad Parroquia naciente y a sentirnos más Iglesia. Fueron años de esfuerzo, realizado con gran ilusión por parte de todas las personas que participamos en el nacimiento de la Comunidad de Nuestra Señora de la Esperanza.

subir

CONSTRUCCIÓN  E INAUGURACIÓN

Primer proyecto.
El templo de Nuestra Señora de la Esperanza, se proyecta como una necesidad urgente, reiteradamente apuntada por el grupo de sacerdotes que trabajaban en la M.I.D.E. en sus reuniones sacerdotales y también en sus reuniones con el obispado, de resolver básicamente las necesidades espirituales y de acogida de la gran avalancha de gente (cristianos,...) que empieza a trasladar su residencia al barrio ACTUR, carente hasta ese momento de un Centro de acogida para los servicios religiosos con la capacidad suficiente para la población ya consolidada en el sector.

       Se programa la edificación para que su ejecución se concluya para la clausura del Año Mariano, que fue el 15 de Agosto de 1988.

       Se prevee que sea el Templo principal del barrio, para resolver con otros Templos menores la asistencia religiosa.

       Se proyectaba en una segunda fase la construcción de un edificio, en la parte Norte del solar para residencia de los sacerdotes al servicio de la Parroquia, con sus servicios comunes y áreas de relación.

       Desde el principio se programó la construcción de dos plantas, una en semisótano y otra sobre rasante, con el programa siguiente:

  1. En el límite de poniente se situará la rampa de acceso a vehículos de mantenimiento de las instalaciones y los aparcamientos. Con fachada a Pablo Neruda, cuarto para instalaciones de calefacción, tres despachos, y en el resto del sótano, un salón para usos múltiples y baños.

  2. En la planta baja se construirá el templo con capacidad para 500 fieles sentados, y en contacto con el espacio principal y próximos a la entrada (en naciente) habrá una capilla para uso diario y la sacristía. En la zona del mediodía se situará un vestíbulo, tres despachos para el servicio parroquial, una salapara guardería incorpo­rada visualmente al templo y un bloque de aseos.

  3. El acceso al templo se producirá por el ángulo SE, mediante una suave rampa desde la calle Pablo Neruda y con una escalinata de tres tramos. El jardín de esquina quedará integrado con la vialidad del exterior.

  4. Próximo al acceso al templo, sobre la escalera de acceso al semisótano, se plantea el campanil como elemento visual necesario para destacar puntualmente la presencia del Centro Parroquial.
                            Como alternativa se estudia la posibilidad de erigir una cruz de 16 m. de altura, que más tarde alguien comenta la posibilidad de recuperar la Cruz que presidió la visita de SS El Papa Juan Pablo II y así se hizo.

       Todo eso fue el proyecto firmado por parte de Obispado y Arquitecto, pero no será hasta ya comenzado el año 1988 cuando una mañana de Domingo, como cualquier otra, al acercarnos al Colegio del Sagrado Corazón para la Celebración de la Eucaristía, vimos cómo habían empezado a vallar la parcela N° 29 del área 12 del ACTUR (manzana emplazada entre la calle Pablo Neruda al Sur, dos calles peatonales al Oeste y Norte y una de acceso al colegio del Sagrado Corazón, que constituye su límite al Este. Solar rectangular de cuarenta y dos metros por sesenta lo que da una superficie de dos mil quinientos veinte metros cuadrados).

Fue una gran alegría, al comprobar que ¡Por fin! iban a tener respuesta nuestras aspiraciones (me refiero a las de muchos cristianos y cristianas del entorno, que, como nosotros, habíamos llegado al Barrio de otras parroquias de Zaragoza y nos sentíamos un poco perdidos al no encontrar un lugar cercano, nuestro donde formar Comunidad, reunirnos para celebrar la Eucaristía y compartir nuestra FE y experiencias cristianas).

       Fue muy interesante ver cómo poco a poco se iba haciendo realidad el nuevo Templo "Nuestro Templo".

       Su nombre "Nuestra señora de la Esperanza". No fue un nombre elegido al azar ni por casualidad; pues la idea de levantar el Templo se fraguó durante el Año Mariano y se quiso que estuviera dedicado a la Virgen; de ahí que se pensase en dedicarlo a Nuestra Señora de la Asunción, pero al comprobar que bajo esa advocación existía el titular del vecino barrio de Juslibol, se convino en el nombre "Nuestra Señora de la Esperanza" que tanto en el pensamiento del equipo de sacerdotes de las dos Comunidades cristianas existentes (San Andrés y San Jorge) ya en el ACTUR, como en el de sus feligreses, respondía perfectamente a lo que se quería que respondiera y significara en las personas de la zona tanto humana como religiosamente.

        Se deseaba colaborar entre todos en preparar, a familias y jóvenes, un futuro mejor y lleno de esperanza; ya que el aislamiento de unos núcleos respecto de otros, unido a la escasez y precariedad de cualquier tipo de servicios en la zona podría llevarles y llevarnos fácilmente a un individualismo que dificultase cualquier actividad encaminada a crear lazos de cooperación Comunitaria y Solidaria.

       Realzada la entrada de nuestro Templo por la gran cruz que presidiera el altar levantado con motivo de la visita de SS el papa Juan Pablo II en las inmediaciones de Valle Broto- Avenida de los Pirineos en Octubre de 1984, nuestro nuevo templo, amplio, bello y funcional abrió sus puertas de modo oficial la mañana del domingo, 28 de Mayo de 1989, después que nuestro Arzobispo, Don Elías Yanes, nuestro -entonces- Vicario D. Vicente Ruiz Albesa, junto con los cuatro Sacerdotes que en ese momento regían las dos Comunidades existentes en el ACTUR, y muy arropados por una amplia representación de Sacerdotes de Zaragoza - muy especialmente los de la MIDE-, y, cómo no, con la asistencia de numerosísimos cristianos y cristianas del ACTUR , se hizo la inauguración oficial y la simbólica entrega de las llaves del nuevo templo por parte del arquitecto, D. Francisco Pérez Arbués al Señor Arzobispo, precedida de la Concelebración Eucarística.

       Fue una fiesta importante, yo diría que importantísima para los que como nosotros aspirábamos a tener una Comunidad Cristiana, donde nos sintiéramos como en nuestra propia casa.

       La obra cuyo coste superó los sesenta millones de pesetas, fue costeada por el obispado, pero nos dejó la planta semisótano sin hacer, proyecto que hemos tenido que afrontar más tarde, y que en el dia de hoy sigue incompleta.

       Con este nuevo Lugar nace la tercera Comunidad que junto con San Andrés y San Jorge constituyen la actual Parroquia de San Andrés Apóstol. Y que juntas atenderán las necesidades espirituales de unos treinta mil fieles fundamentalmente jóvenes matrimonios que pertenecen, en general, a la clase obrera-media; pero, que, también, existe en la zona la mayor bolsa de pobreza de la ciudad.

       A Dios gracias, ya estamos utilizando desde comienzo del presente curso 1995-96.

       La actividad pastoral en esta zona de peculiares características tiene aspectos pioneros, pues se desea trabajar en sintonía con el espíritu de constituir un equipo , cuya finalidad primordial es atender a los grupos y pequeñas Comunidades formados y que se vayan formando. No son párrocos, sino corresponsables bajo la dirección de un moderador, de la actividad apostólica del conjunto de la zona ACTUR. Por eso mismo, el templo de Nuestra Señora de la Esperanza, viene a ser como la casa religiosa grande, el hogar amplio, que centralizará, sobre todo en las reuniones masivas, toda la tarea que se vaya haciendo en San Andrés y San Jorge y en aquellas Comunidades que, con el tiempo, puedan ir surgiendo. Este sistema fue aprobado por el señor Arzobispo.

subir

Proclama Inagural.

Desde el 28 de Mayo de 1.989
NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA
ya es una realidad, para:

    • Anunciar la FE

    • Compartir y Celebrar

    • Para crecer y transformar la realidad que vivimos.

A las doce de la mañana de este domingo, nuestro Arzobispo, bendijo el templo. ¡¡Vinimos todos a compartir esta alegría!!

PARROQUIA DE SAN ANDRÉS APÓSTOL ...
 ... Un camino para vivir la fe...

    • Anunciar la fe en todo momento y por todos los medios posibles.
    • Potenciar la creación, la organización y la vida de las diferentes comunidades que ya son, o vayan surgiendo.
    • Acompañar a cada uno en su esfuerzo de fe y fidelidad.
    • Ofrecer oportunidades para celebrar la fe y compartirla.
    • Hacer posible que todos compartamos más cosas cada día: bienes, saberes, experiencias, alegrías...
    • Estar junto a los más pobres y débiles, como Jesús.
    • Transformar la sociedad en que vivimos.
    • Animar y potenciar los grupos que ya existen en las Comunidades, como Consejos Pastorales y de economía, Catequesis, Movimiento Junior, grupos juveniles y adolescentes, Escuela de Padres, Teolo­gía de adultos, Cáritas, Limpieza y ornato, Acogida de Bautismos...
    • Preparar y celebrar los Sacramentos lo mejor posible.
    • Tener muchos momentos de oración, convivencia, fiesta...
    • Coordinados, en todo momento, con la M.I.D.E.

subir

PROCEDENCIAS o "PROCESIONES"

El Complejo para la Pastoral de Ntra Sra. de la Esperanza, por motivos económicos y decisiones superiores, quedó "truncado". Había que abrirlo al Culto.
Las "procesiones" dieron estos resultados:

LA MESA DE ALTAR, testigo silencioso de muchas ordenaciones Sacerdo­tales y Eucaristías de Obispos de nuestra Diócesis, bajó las escaleras del Palacio Episcopal con el esfuerzo de unas cuantas personas. La furgoneta (como Altar-Movil) lo transportó hasta el lugar que ocupa, todavía, en el día de hoy. Se trata de una sóla pieza de mármol colocada y encajada sobre madera de nogal; muy bien trabajada con cenefas diversas; la parte superior está soportada, desde la base, por dos columnas en forma de S; el hueco está cerrado con láminas de nogal. Esta forma de altar nos indica, aprimera vista, que estaba colocado en la pared con algún pequeño retablo o cuadro.


EL SAGRARIO, madera "quemada" y empotrado en la pared con herrajes, tiene dos características: la puerta chapeada en cuarteles de cobre y el dorado viejo del interior. También "sabe" de muchos encuentros, tantos adultos como jóvenes, en al casa de Ejercicios Espirituales de Aguarón.


EL CRUCIFICADO. La Parroquia de Ntra. Sra. del Portillo, según el documento, lo ofreció como "en depósito" para el Culto. Su antigua ubica­ción, para el "hoy" de nosotros, un tanto rara y de difícil acceso. La imagen, sin culto alguno, estaba colocada en la parte posterior y superior del retablo del presbiterio. El arranque y bajada, haciendo "escalada" con andamios metálicos, fue muy dificultoso para los obreros duchos en estas acciones.
Conocéis su buena talla. Algunas personas aguantaron la tardanza de la llegada y, como "verónicas" limpiaron el rostro y el cuerpo de la imagen. La obra del artista quedó patente. Mirando, de cerca y desde abajo (la talla es para colocarla en alto) la cara, los ojos y la boca impresionan y dan realismo al acontecimiento.
Su colocación, tras diálogos hasta última hora, en al Capilla ha sido correspondida con mucho culto y devoción.


ESPERANZA NUESTRA. El vano frontal del octógona del Templo, sobrio por el ladrillo cara vista, se revistió de signo importante para nuestra vida. El "MEDALLÓN", cerrado por el título ESPERANZA NUESTRA, fue ideado
y realizado por el artista D. José Aznar Ibáñez. Su maestría, en dibujo y pirograbado es admirada en muchos lugares de nuestra Diócesis y en el extranjero.
El cuadro, donación anónima, consta de piezas perfectamente encaja­das y se realizó en la planta sótano.
Se observan, a primera vista, los signos de esperanza: el arco iris con las palomas, los ángeles portadores del ancla y rama de laurel. El gran SIGNO DE NUESTRA ESPERANZA es JESÚS, mostrado, donado y entregado por su Madre la Virgen María.

subir

VIDRIERAS POLICROMADAS O VITRALES EN NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

Se ha querido jugar con los materiales antiguos de las grandes catedrales y los materiales actuales como es el cemento y el alabastro.

TENEMOS TRES CUERPOS BIEN DIFERENCIADOS:
CENTRO      IZQUIERDA         DERECHA

La idea clave de los vitrales reflejan o explican la Historia de la Salvación. Y de modo gráfico y sencillo, pero como un retablo moderno, no detrás del Altar, como es costumbre en nuestras Iglesias antiguas, representan los vitrales esa Historia de la Salvación en los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos del Santo Rosario, pero sin el orden lógico de nuestro rezo habitual.
Algo muy importante y clave de interpretación son los colores:

  1. Blanco del alabastro.
        Tonalidad verde predominante en la pared central = Significado claro que alude a Nuestra Señora de la
    Esperanza que preside la Iglesia.
  2. En la pared izquierda juegan los tonos fríos hacia los colores cálidos, y significan una humanidad desolada y sin amor que, a la presencia la de María, y sobre todo, de Cristo, va transformándose según el Plan de Salvación.
  3. En la pared derecha juegan los tonos suaves hacia muy cálidos, que indican YA la presencia total de Cristo en medio de la humanidad en las fases de vida privada en Nazaret, vida pública para el mensaje de salvación, la misión que ha recibido del Padre, y plenitud de la Vida de Cristo en la Presencia Eucarística.
  4. Gris fuerte del cemento que enmarcan los colores y su simbolismo.

PANEL CENTRAL

Se anuncia la Esperanza de la Salvación en los colores verdes con lapresencia de María, que nos trae al único Salvador que es Cristo. Palabras del Angel, y,en medio, el símbolo de María en el anagrama acunado de unos azules, blancos y la caray cabellos en tonalidad beig marrón muy claro.
Desde ese simbolismo aparecerá la Virgen María en todos los vitrales y Cristo en la tonalidad roja. Rojo que va creciendo hasta la explosión final de la Eucaristía, último panel.

PANEL IZQUIERDO

    • 1. Aparece una nebulosa enorme y fría, como una humanidad sin amor, sin relación sin espíritu que la anime.
    • 2. Dios salvará ala humanidad -nosotros- y nos representa a María como aurora en lamente de Dios, y su nacimiento, su presencia con nosotros.
    • 3 y 4. Representan la Anunciación del Ángel a María para ser la Madre de Dios.
    • 5. La Virgen Llana de Gracia. Desciende sobre Ella el Espíritu Santo.
    • 6. Encarnación del Hijo de Dios en su seno.
    • 7. Nacimiento de Jesús y Adoración de los Reyes Magos.
    • 8. Vida de Jesús-Niño-en Nazaret.
    • 9. Dormición de la Virgen.
    • 10. Y Asunción en cuerpo y alma al Cielo.

PANEL DERECHO

  • 1.Vida oculta de Jesús en la presencia permanente de María.

  • 2.Vida pública de Jesús en la Misión del Padre, donde la Virgen apenas aparece, y son los Apóstoles y el pueblo los que están presentes.
                                                                    
  • 3 y 4. Pasión y Muerte de Jesús donde está muy presente su Madre - la V irgen María - como Corredentora.                                                                                                                  

  • 5. Crucifixión de Cristo donde se acentúala presencia y la firmeza de María al pie de la Cruz.                                                                                                                                   

  • 6. y 7. Sepultura y Resurrección de Jesús.

  • 8 y 9. Desciende el Espíritu Santo sobre los Apóstoles y María. Inicio de la Iglesia como explosión del día de Pentecostés.                                                                                   

  • 10.La Eucaristía. Ese Pan de Vida que es Cristo, hecho vida y encarnado en cada Cristiano: Tomad, comed, bebed, haced esto... para la salvación de todos los hombres. Quiero traer fuego a la tierra y quiero que arda. Ahí están esos rojos hechos llamaradas. El blanco central que simboliza la Hostia - CRISTO -, y Cristo Salvador de toda la humanidad; Cristo es Centro, y los hombres todos simbolizados en esas llamaradas que abarcan a todos transformados en ÉL. Relación lógica del primerpanel de la izquierda con el décimo de la derecha.
  • subir

©2005 sanandresapostol.com        Parroquia de San Andrés Apóstol de Zaragoza       Comunidad de Comunidades