Domingo de Ramos AGRADECE

LUCAS 22, 14-23,56

«Se rebajó, por eso Dios lo levantó sobre todo»»»
* Lee la Pasión como si presente te hallases en esa tierra y en ese tiempo, no como un mero espectador; lee con tranquilidad y sosiego, sin ir a buscar nada en especial, imaginando las escenas, los rostros, dejando que resuenen en el corazón las palabras y los silencios, deteniendo la lectura cuando algo te impresione, dándole vueltas en el corazón.
*Después de esta primera lectura, puedes hacer otras, fijándote en los pasajes en los que encontraste luz o resistencia, en aquellos que movieron tu gratitud o te llevaron a pedir perdón.
* A lo largo de esta semana, tendríamos que dedicar un tiempo especial a meditar y a rezar con los relatos de la Pasión. Podemos contemplar a Jesús:
- con los ojos y el corazón de María, su madre,
- a través de la sensibilidad de María Magdalena,
- acompañando los pasos vacilantes de Pedro...
Podemos y debemos, sobre todo, contemplar a Jesús, pero podemos fijarnos también en las palabras y las reacciones de los personajes que van apareciendo...
* Y no olvides nunca que Jesús vivió, sufrió y murió por ti, para dar sentido a tu vida, para que puedas ser feliz, hoy y toda la eternidad.

AGRADECE

Un hombre o mujer
capaz de admirar
y agradecer
lo que han hecho
por amor a él,
que deja todas
seguridades y miedos,
todas sus esperanzas
y pecados a los pies
de ese leño seco
del que pende
el Salvador Sufriente.

 

©2005 sanandresapostol.com        Parroquia de San Andrés Apóstol de Zaragoza     Comunidad de Comunidades