Hoja de la Palabra correspondiente al Domingo 13 de diciembre.
Domingo 3 de ADVIENTO
3 º Domingo de Adviento
 

«El Señor se alegra con júbilo en ti»

SOFONÍAS 3, 14-18a

Regocíjate, hija de Sión, grita de júbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, Jerusalén. El Señor ha cancelado tu condena, ha expulsado a tus enemigos.
El Señor será el rey de Israel, enmedio de ti, y ya no temerás.
Aquel día dirán a Jerusalén: "No temas, Sión, no desfallezcan tus manos.
El Señor, tu Dios, enmedio de ti, es un guerrero que salva. El se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta".

 

Salmo responsorial
Gritad jubilosos: «Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel»
 

FILIPENSES 4, 4-7
Hermanos: Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres.
Que vuestra mesura la conozca todo el mundo.
El Señor está cerca. Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Lucas 3, 10-18

«El Señor está cerca»

 

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan: "¿Entonces, qué hacemos?" El contestó: "El que tenga dos túnicas, que se las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo".
Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron: "Maestro, ¿qué hacemos nosotros?" El les contestó: "No exijáis más de lo establecido".
Unos militares le preguntaron: "¿Qué hacemos nosotros?" El les contestó: "No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie, sino contentaos con la paga".
El pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: "Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará con Espíritu Santo y fuego; tiene en la mano el bieldo para aventar su parva y reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga".
Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba la Buena Noticia.
«Que lleguéis al día de Cristo limpios e irreprochables»
 

para la reflexión después de comulgar


Cuando participamos en la Eucaristía, nos unimos al misterio de amor del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y a su proyecto salvador para todas las personas.
Si de verdad hemos encontrado aquí a Cristo, debemos proclamar con nuestra vida su amor misericordioso y su presencia. Que su ejemplo, junto con el de María, los santos y tantos misioneros y misioneras anónimos que han extendido por el mundo este amor, nos impulsen en nuestro compromiso misionero.

El Señor se alegra con júbilo en ti

Eres digno, Señor, de ser alabado siempre
porque tus obras son grandes.
Eres grande en la creación.
Eres grande en los cielos.
Eres grande en las cimas de las montañas.
Eres grande en las laderas y los valles.
Eres grande en lo profundo de los mares.
Pero sobre todo, Señor,
eres grande porque tu corazón
está hecho de ternura y misericordia.
Eres grande porque eres un Dios
que se conmueve
y busca sin cólera al pueblo de corazón rebelde.
Dios, eres grande porque eres amor
y tu amor llega a nosotros.
Con todos los que te reconocen
reconocemos tu poder y tu gloria......

©2005 sanandresapostol.com        Parroquia de San Andrés Apóstol de Zaragoza       Comunidad de Comunidades