Las Vidrieras

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

Se ha querido jugar con los materiales antiguos de las grandes catedrales y los materiales actuales como es el cemento y el alabastro.
TENEMOS TRES CUERPOS BIEN DIFERENCIADOS:
CENTRO, IZQUIERDA, DERECHA

La idea clave de los vitrales reflejan o explican la Historia de la Salvación. Y de modo gráfico y sencillo, pero como un retablo moderno, no detrás del Altar, como es costumbre en nuestras Iglesias antiguas, representan los vitrales esa Historia de la Salvación en los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos del Santo Rosario, pero sin el orden lógico de nuestro rezo habitual.
Algo muy importante y clave de interpretación son los colores:
Blanco del alabastro. Tonalidad verde predominante en la pared central = Significado claro que alude a Nuestra Señora de la Esperanza que preside la Iglesia.
En la pared izquierda juegan los tonos fríos hacia los colores cálidos, y significan una humanidad desolada y sin amor que, a la presencia la de María, y sobre todo, de Cristo, va transformándose según el Plan de Salvación.
En la pared derecha juegan los tonos suaves hacia muy cálidos, que indican YA la presencia total de Cristo en medio de la humanidad en las fases de vida privada en Nazaret, vida pública para el mensaje de salvación, la misión que ha recibido del Padre, y plenitud de la Vida de Cristo en la Presencia Eucarística.
Gris fuerte del cemento que enmarcan los colores y su simbolismo.

PANEL CENTRAL

Se anuncia la Esperanza de la Salvación en los colores verdes con la presencia de María, que nos trae al único Salvador que es Cristo. Palabras del Angel, y, en medio, el símbolo de María en el anagrama acunado de unos azules, blancos y la cara y cabellos en tonalidad beig marrón muy claro.
Desde ese simbolismo aparecerá la Virgen María en todos los vitrales y Cristo en la tonalidad roja. Rojo que va creciendo hasta la explosión final de la Eucaristía (último panel).

PANEL IZQUIERDO

1. Aparece una nebulosa enorme y fría, como una humanidad sin amor, sin relación sin espíritu que la anime.
2. Dios salvará a la humanidad -nosotros- y nos representa a María como aurora en la mente de Dios, y su nacimiento, su presencia con nosotros.
3 y 4. Representan la Anunciación del Ángel a María para ser la Madre de Dios.
5. La Virgen Llena de Gracia. Desciende sobre Ella el Espíritu Santo.
6. Encarnación del Hijo de Dios en su seno.
7. Nacimiento de Jesús y Adoración de los Reyes Magos.
8. Vida de Jesús-Niño-en Nazaret.
9. Dormición de la Virgen.
10. Y Asunción en cuerpo y alma al Cielo.

PANEL DERECHO

1. Vida oculta de Jesús en la presencia permanente de María.
2. Vida pública de Jesús en la Misión del Padre, donde la Virgen apenas aparece, y son los Apóstoles y el pueblo los que están presentes.
3 y 4. Pasión y Muerte de Jesús donde está muy presente su Madre - la Virgen María - como Corredentora.
5. Crucifixión de Cristo donde se acentúa la presencia y la firmeza de María al pie de la Cruz. 
6. y 7. Sepultura y Resurrección de Jesús.
8 y 9. Desciende el Espíritu Santo sobre los Apóstoles y María. Inicio de la Iglesia como explosión del día de Pentecostés.
10. La Eucaristía.
Ese Pan de Vida que es Cristo, hecho vida y encarnado en cada Cristiano: Tomad, comed, bebed, haced esto... para la salvación de todos los hombres. Quiero traer fuego a la tierra y quiero que arda. Ahí están esos rojos hechos llamaradas.
El blanco central que simboliza la Hostia - CRISTO -, y Cristo Salvador de toda la humanidad; Cristo es Centro, y los hombres todos simbolizados en esas llamaradas que abarcan a todos transformados en ÉL.
Relación lógica del primer panel de la izquierda con el décimo de la derecha.