El Crucificado

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

La Parroquia de Ntra. Sra. del Portillo, según el documento, lo ofreció como "en depósito" para el Culto. Su antigua ubica­ción, para el "hoy" de nosotros, un tanto rara y de difícil acceso. La imagen, sin culto alguno, estaba colocada en la parte posterior y superior del retablo del presbiterio. El arranque y bajada, haciendo "escalada" con andamios metálicos, fue muy dificultoso para los obreros duchos en estas acciones.


Conocéis su buena talla. Algunas personas aguantaron la tardanza de la llegada y, como "verónicas" limpiaron el rostro y el cuerpo de la imagen. La obra del artista quedó patente. Mirando, de cerca y desde abajo (la talla es para colocarla en alto) la cara, los ojos y la boca impresionan y dan realismo al acontecimiento.


Su colocación, tras diálogos hasta última hora, en al Capilla ha sido correspondida con mucho culto y devoción.